Retratos

Laureano y Rafael

Creado el Miércoles, 06 Junio 2018 17:06
Hits: 310

En un libro que titula humildemente "Memorias de un Laureano llamado...", Rafael García González nos va desgranando su itinerario vital desde la primera infancia —"antes de tener uso de razón"— hasta su presente jubilación.

RGARCIAEs un libro primoroso, del que cuento con un ejemplar dedicado por el autor. Mi amistad con su hermano Laureano nació a principios de los sesenta, cuando éste lideraba un —entonces— nutrido grupo de seminaristas del pueblo. En el 64, yo había cumplido los diez años y Laureano pasó al Seminario Mayor. No llegamos a coincidir en Hellín, pero su veteranía me inspiraba admiración. Aunque nos distanciaban cuatro o cinco años, se inició desde entonces una relación tan consistente que solo su muerte prematura pudo truncar. Era un conversador incansable y paciente. A lo largo de estos años siempre aprovechamos la ocasión de mis viajes a Liétor y a Valencia, o sus desplazamientos a Barcelona para hablar de manera extensa y distendida. Basamos nuestra amistad en el respeto a la discrepancia y en el reconocimiento mutuo. Jamás salió de su boca una palabra destemplada para conmigo, ni siquiera en las ocasiones —frecuentes— en que le exponía puntos de vista discordantes u opuestos a los suyos.


Lo he recordado al releer la dedicatoria manuscrita de su hermano en el citado libro. Pero el objeto de este artículo no es Laureano, ni siquiera el libro, al que espero dedicarle una entrada tan elaborada y enjundiosa como merece. Lo que quiero ahora es reproducir las imágenes de los trabajos en madera que Rafael García ha venido realizando desde el inicio de su retiro laboral. Estuvieron expuestos el año pasado durante el período de fiestas. Aproveché para fotografiarlos y te los presento aquí, por si no tuviste ocasión de visitar la exposición en su día. Se trata de objetos y edificios que reconocerás facilmente, si eres visitante asiduo de Liétor. La minuciosidad y el esmero que ha puesto en esa tarea corre pareja con la que ha aplicado a la escritura de sus "Memorias..." La misma determinación, igual maestría. Idéntica exquisitez. Observar, procesar, imaginar y crear. Puede ser un libro con las experiencias de la propia vida o el moldeado en miniatura de un monumento patrimonial. Rafael ha sabido hacer ambas cosas con excepcional modestia y reconocida decisión.

RGARCIA 00