En las recientes vacaciones de Semana Santa (2015) le pedí a mi hermana Manola que nos enseñara a hacer hojuelas y fritillas, dos de los platos que con más agrado recuerdo de mis años en el pueblo. Ella se lo dijo a su vez a Maruja,  que se prestó a ocupar la tarde del Sábado Santo indicándonos cómo hacerlo. Con el resultado de aquellas grabaciones abro esta sección en donde procuraré reflejar lo mejorcito de la gastronomía de mi pueblo. El montaje queda aderezado con elementos culturales de relevancia: unas vistas del pueblo o del río, algún episocio taurino, la maqueta del claustro del convento de los carmelitas...

 

HOJUELAS
 FRITILLAS